New to Busy?

El Fumadero - La ultima vez que hablé con ella. (anécdota).

2 comments

risckylu
62
28 days agoSteemit11 min read

Pequeño Aviso; Quizás te aburras.


La ultima vez que hablé ella.

Hace unos días me ha rondado un pensamiento a la mente en repetidas ocasiones. Siempre suele cambiar mi estado de animo, en ocasiones me pone nostálgico, otras un tanto melancólico o pensativo pero todas esas sensaciones desembocan en una sensación de "vació".

Mientras redactaba un informe para la universidad comencé a pensar en las ultimas veces que hice algo... La ultima vez que construí un castillo de arena, la ultima vez que realmente me sentí enamorado de una chica, la ultima vez que lloré por alguien o cosas mas banales y menos transcendentales como la ultima vez que prendí el televisor. Entre esa galería de pensamientos que marchaban por mi mente recordé por alguna razón la ultima vez que hablé con alguien, estaba pensando en alguien en especifico, una persona que significó mucho para mí hace tiempo durante mucho tiempo. Es curiosa la forma en la que la mente humana y el universo en ocasiones se amalgaman entre recuerdos y situaciones.... ya sea para bien o para mal. Hoy decidí después de ya unos días sacar esta pequeña anécdota de mí.

Estaba recordando a una señorita la cual había sido una muy buena amiga de la juventud, recuerdo que la conocí cuando yo tenia unos doce o trece años unas vacaciones en una playa en la Guaira, Estado Vargas. Intercambiamos Emails y así fue gran parte de nuestro primer contacto, con el tiempo comenzamos a salir y vernos.

Hacíamos muchas cosas juntos, íbamos al cine, salíamos a comer, a jugar "Maquinitas" en el Centro Comercial, la acompañaba a comprar ropa eso a ella le encantaba, desde que la conocí siempre tuvo buen gusto para vestirse ahora que lo veo en retrospectiva. También me ayudaba a elegir la ropa que yo compraba, sobre todo camisas y esas cosas, ahora que lo pienso también le debo a ella un poco mi forma de vestir durante mi adolescencia.

Fue la primera persona que leyó mis "poemas" y las cosas que escribía, yo le enseñé a tejer, ella me enseñó a bailar merengue, ella fue la persona que me hizo querer comprar ukelele, ya que ella tenia uno, eso me llevó a mi a tocar ukelele, ella era la persona a la que le contaba sobre mis "amores" y me aconsejaba al respecto, ella me contaba de los suyos. Y me atrevería a decir que fue de las primeras personas con las cuales fui a un bar a tomarme unas cervezas.

Siempre llevamos una relación muy buena, de amistad, eramos muy buenos amigos pero la verdad es que desde que la conocí siempre me pareció muy hermosa a pesar de ser solo una amiga. Con el tiempo y los años fui pensando en ella como algo mas, hasta el punto en que realmente ella me gustaba, nunca le dije nada por dos motivos; el primero no quería que mis sentimientos la incomodasen o la apartasen de mi lado, no quería perder su amistad y el segundo era que tenia miedo a que me rechazara, pues una parte de mí sabía que lo haría. Prefería que las cosas se quedaran como estaban en aquel momento. Yo tendría en esa época quince años, ella un año menor que yo.

Pasó el tiempo y seguimos siendo buenos amigos, nuestra relación siempre fue cercana a pesar de que cuando yo entré a la universidad y ya no la veía tanto, pero siempre conseguíamos un día para vernos, ademas llegamos a tener un montón de amigos en común ya que compartíamos gustos similares de música, forma de vestir, lugares que frecuentar. Ya no sentía lo mismo por ella pero la verdad es que aun quedaba algo de ese "amor" que le tenía, supongo que en ese entonces aprendí a a asumir que algo entre nosotros mas allá de amistad no ocurriría. A pesar de todo teníamos cosas en las que eramos muy diferentes, yo era un poco mas tímido e introvertido, nunca fui fanático de las fiestas ni nada de eso, ella por otro lado era muy extrovertida, le encantaba salir de fiestas, beber, bailar era muy abierta y lo que de cierta forma me incomodaba un poco de ella es que era muy popular y tenía muchos pretendientes, me cuesta admitirlo pero eso ultimo no me agradaba a pesar de nunca demostrarlo.

Con el tiempo nuestros caminos se fueron distanciando, ya no nos veíamos casi pero si que hablábamos mucho por redes sociales, hasta que un día dejamos de hablar con frecuencia y así poco a poco hasta dejar de hacerlo, la universidad me tenía ocupado y a ella su trabajo. En ese trayecto de mi vida pasé por muchas cosas y un día por azar del destino la encontré en la calle, cerca de la Plaza Altamira de Caracas, azar sería decir mucho, la verdad es que en Caracas no es difícil encontrar gente conocida ya que no es una ciudad muy grande, ese día fuimos a tomar unas cervezas como el los viejos tiempos, volvimos a retomar el contacto, me contó de muchas cosas que le habían pasado y desde ese día volvimos a hablar como cuando comenzamos a conocernos de jóvenes. Como buen imbécil que soy volví a sentir por ella lo mismo que sentía cuando era un chico de catorce/quince años. Ya en ese entonces tenia como veinte....

Un día fuimos juntos a una fiesta, ya llevábamos tiempo saliendo, siempre como amigos, yo tenía la misión de decirle de una vez por todas lo que sentía y la fiesta me pareció una excelente oportunidad; sentí que entre la algarabía, las drogas y el alcohol tendría valor suficiente para ello, recuerdo que fue una fiesta en San Antonio de los Altos, una casa bien bonita y grande, mi oportunidad llegó un momento horas antes del amanecer de esa noche, quedamos solos en la terraza de la casa, planeábamos ver juntos como amanecía, ambos estábamos borrachos y drogados, hablábamos de cualquier estupidez que se nos pasaba por la mente, ella se recostó en mi pecho, el corazón se me aceleró como nunca antes, respiré hondo y le dije lo que sentía mientras miraba como comenzaba a salir el sol temblando de los nervios y del frió, cuando le dije lo que sentía la miré y se había quedado dormida, me sentí un poco mal porque no le prestó atención a nada de lo que le había dicho, en parte me sentí un poco aliviado por ello...

Esa semana algo había cambiado, sentí que ella me estaba evitando, ya no me respondía los mensajes y siempre había una excusa que evitaba que nos viéramos, eso me causo mucha molestia y un día la confronté y le pregunto el porqué de su forma de actuar, las respuestas eran esquivas o inexistentes y de alguna forma la amistad se fue rompiendo, me enteré que estaba saliendo con una persona y que esa persona le decía que su amistad conmigo significaba un "obstáculo" para su relación amorosa. Fue una relación muy toxica e incomoda de vivir para mí, ella comenzó a hacerme a un lado y a tratarme distinto.

Aquella situación me dejó muy triste, para los jóvenes el rechazo amoroso y esa clase de relaciones son algo difícil de manejar aunque sean algo sencillo de tratar tendemos a ahogarnos en un vaso de agua. Nos volvimos muy distantes nuevamente y me avergüenza decir que en ocasiones ella intentó recuperar el contacto conmigo pero yo no la dejé, decidí ignorarla, y las pocas veces que hablamos todo se tornaba incomodo o en una discusión tonta, una parte de mí estaba resentida porque ella había hecho lo mismo conmigo y había priorizado una relación amorosa antes de nuestra amistad y creo que por venganza, ira o resentimiento jamas le perdoné ello. Nada fue lo mismo luego de aquello, cortamos toda comunicación e incluso ella me bloqueó de su Facebook, ya ni recuerdo porqué, seguro fue una estupidez.

Así pasaron los años, recuerdo que la ultima vez que me escribió fue en mi cumpleaños del 2014 o quizás el del 2015, no lo recuerdo con claridad, lo que si recuerdo es que no leí el mensaje y lo eliminé sin saber si quiera que decía, pensé que ya ella me daba igual y la había superado pero ahora que lo veo con claridad yo aun seguía molesto. A pesar de no hablar con ella si seguía enterado de su vida pues teníamos un circulo de amigos en común bastante amplio, lo ultimo que supe de ella es que tenía planes de irse de Venezuela, o que ya se había ido, fue lo ultimo que supe de ella.

Hace unos pocos días estaba hablando con un amigo que pertenecía a este circulo de amigos que esta chica y yo teníamos en común, este viejo amigo y yo nos encontramos de casualidad en un evento musical, intercambiamos números para estar en contacto, hablamos por teléfono de como ya habíamos envejecido y de lo bueno que eran aquellos años en los que eramos chicos de 18 - 19 años pensando que teníamos todo claro en la vida. En ese ataque de extrema nostalgia por las amistades y momentos del pasado le pregunté si había tenido noticias de aquella chica con la que yo había perdido el contacto, si sabia como estaba y en que parte del mundo se encontraba... Que grande fue mi sorpresa al escuchar las palabras que me dijo. Fue como un golpe en la cabeza cuando me lo contó; "hermano ¿no lo sabes? ella falleció, hace ya dos años". Quede totalmente en blanco, por un momento todos los pensamientos que tenía se desintegraron y quedé flotando en un limbo espectral...

Al instante la voz se me quebró y colgué el teléfono, la cabeza me zumbaba, me llevé las manos a la frente y suspiré. No podía creer lo que había escuchado, le mandé un mensaje a este amigo preguntándole de manera muy tajante si me estaba jodiendo o jugando conmigo, ante su negativa y mi negación me propuse a buscarla por Facebook, no pude dar crédito a pesar de ello, leí su ultima publicación y los mensajes de condolecías de hace ya dos años, aun así no podía creerlo. Me alejé de la pantalla, me senté en el suelo del baño de mi casa, prendí un cigarrillo y comencé a llorar, recordé de golpe todos los momentos que pasamos juntos y las estupideces por las que peleamos y dejamos de hablar, no solo me sentí estúpido y desolado, comencé a pensar "¿En que momento pasó esto?" "¿Donde estaba yo?" y "¿Por que me estoy enterando ahora si fue hace tanto tiempo?".

No pude dormir esa noche, el remolino de pensamientos me mecía con furia de un lado hacia otro, comencé a pensar en el montón de cosas que pude haber hecho distinto y de lo tonto que fui a no haberle contestado su mensaje el día de mi cumpleaños, jamas sabré que decía dicho mensaje, también pensé sobre la ultima vez que hablamos y lo mal que quedamos, jamas creí que aquella vez que discutimos sería la ultima vez que hablaríamos ni que el día de aquella fiesta en San Antonio sería la ultima vez que pasaríamos un rato juntos. No comentaré sobre lo que le ocurrió ni de como paso, creo que es algo que no me incumbe ni grato de contar.

Es increíblemente curioso lo frágil que es la vida, el peso que puede llegar a tener la ultima vez que hacemos algo, sobre todo si se trata de la ultima vez que hablas o ves a alguien. Cada vez que pienso en ello me viene a la mente este recuerdo. Jamas le dí tanta importancia a la "ultima vez" hasta estos días, nunca sabes cuando será la ultima vez que hables o estés con alguien a quien consideres importante... Y debido a esto creo que siempre cargaré con este extraño vació sobre la ultima vez que hablé con ella.


Por motivos personales y de respeto no revelaré el nombre de nadie.

Si en verdad existe un ente amable y superior
espero que todo este tiempo hayas podido
caminar en paz a su lado.

Si hay algún paraíso espero que allí
te encuentres, al abrigo de las nubes
sin pensar en causas ni consecuencias

Ya habrá tiempo suficiente para que todo
vuelva a ser como lo fue antes de la
ultima vez que hablamos hasta esperar la
salida del sol.

Job Klijn. Abstract art. 'Fading' - from the emigrant series

fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí...
─────────────────────────
Esta vez no hay banner


 


Posted from my blog with SteemPress : http://risckylu.repollo.org/2019/11/15/el-fumadero-la-ultima-vez-que-hable-con-ella-anecdota/

Comments

Sort byBest