New to Busy?

¡ATENCIÓN! ¿Cómo borrar 100 años de emisiones de carbono?

3 comments

esvisionaria
39
3 months agoSteemit8 min read

Incrementar los bosques de la Tierra, en un área del tamaño de los Estados Unidos, reduciría el dióxido de carbono atmosférico en un 25 por ciento.martes, 16 de julio de 2019
Una vista aérea del río Vologda en la región de Vologda, Rusia. Rusia es el principal contendiente entre los países que podrían ayudar a reducir las emisiones plantando nuevos bosques.
Un área del tamaño de los Estados Unidos podría restaurarse como bosques con el potencial de borrar casi 100 años de emisiones de carbono, según el primer estudio realizado para determinar cuántos árboles podría tolerar la Tierra.
Publicado en Science, el informe "El potencial de restauración global de árboles" informó que se descubrió que hay suficiente tierra adecuada para aumentar la cobertura forestal mundial en un tercio sin afectar a las ciudades existentes ni a la agricultura. Sin embargo, la cantidad de tierra adecuada disminuye a medida que aumenta la temperatura global. Incluso si el calentamiento global se limita a 1.5 grados centígrados, el área disponible para la restauración de bosques podría reducirse en una quinta parte para el año 2050 porque sería demasiado cálido para algunos bosques tropicales.
"Nuestro estudio muestra claramente que la restauración de bosques es la mejor solución de cambio climático disponible en la actualidad", dijo Tom Crowther, investigador de ETH Zürich y autor principal del estudio.
Eso no altera la importancia vital de proteger los bosques existentes y eliminar gradualmente los combustibles fósiles, ya que los nuevos bosques tardarán décadas en madurar, dijo Crowther en un comunicado.
"Si actuamos ahora, esto podría reducir el dióxido de carbono en la atmósfera hasta en un 25 por ciento, a niveles que se vieron por última vez hace casi un siglo", dice.
Podría llevar más de cien años incorporar suficientes bosques maduros para obtener niveles suficientes de reducción de carbono. Mientras tanto, cada año se agregan a la atmósfera 40 mil millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) por la quema de combustibles fósiles, dijo Glen Peters, director de investigación del Centro de Investigación Climática Internacional de Noruega.
"La única forma en que podemos mantenernos por debajo de 1.5C o 2C, es dejar de emitir combustibles fósiles", dice Peters en un correo electrónico.
Eso significa que no se puede construir una nueva infraestructura de uso de combustibles fósiles, y algunas plantas de energía existentes deben cerrar antes, según un importante estudio publicado en Nature el 1 de julio.
Dicho esto, la remoción del CO2 a gran escala a través de la reforestación ayudará a compensar las emisiones de sectores como la aviación donde todavía no hay alternativas disponibles, y tal vez ayude a bajar las temperaturas, dijo.
Árboles que consumen carbono
Los árboles, todas las plantas, de hecho, utilizan la energía de la luz solar y, a través del proceso de fotosíntesis, toman el dióxido de carbono (CO2) del aire y el agua del suelo. En el proceso de convertirlos en madera, liberan oxígeno al aire. Además del CO2 que los árboles capturan, también ayudan al suelo a capturar cantidades significativas de carbono.
Los investigadores estudiaron cerca de 80.000 fotografías satelitales de alta resolución de áreas forestales protegidas en una variedad de ecosistemas para determinar el nivel natural de cobertura arbórea en cada uno. Eso se combinó con el software de mapeo de Google Earth Engine para generar un modelo predictivo para mapear la cobertura potencial de árboles en todo el mundo.
Resulta que más de la mitad del potencial para restaurar árboles se puede encontrar en solo seis países: Rusia (151 millones de hectáreas); Estados Unidos (103 millones); Canadá (78 millones); Australia (58 millones); Brasil (50 millones) y China (40 millones). Esos países tienen mucho potencial porque ya han eliminado gran parte de sus bosques existentes, dijo el autor principal Jean-Francois Bastin de ETH Zürich.
“Cualquiera puede plantar un árbol y podemos empezar a hacerlo mañana. La reforestación puede darnos tiempo para reducir nuestras emisiones de carbono”, dice Bastin.
Si bien las plantaciones de árboles también pueden almacenar carbono, no admiten mucha vida silvestre, como los polinizadores, cuya disminución es muy preocupante, dijo.
"En mi opinión, las implicaciones de nuestro estudio son que debemos respetar los bosques como el mejor aliado de la humanidad para proteger el clima y nuestro sistema de sustento de vida", dice.
El potencial de África para los árboles
Tener un área de tierra adecuada para cultivar bosques es solo un factor. Los bosques son mucho más importantes que su capacidad para absorber carbono. Los bosques tropicales, por ejemplo, son donde se encuentra el 90 por ciento de todas las especies terrestres, dijo Robin Chazdon, ecólogo de la Universidad de Connecticut.
El cambio climático no es el único desafío ambiental global de la humanidad. A principios de este año, una evaluación global histórica de las Naciones Unidas advirtió que un millón de especies están en riesgo de extinción, lo que amenaza los cimientos de nuestras economías, medios de vida, seguridad alimentaria, salud y calidad de vida.
Según Chazdon, se necesita mucho tiempo para crear un nuevo bosque, por lo que tiene que haber una amplia gama de beneficios para la población local y para la sociedad en general, más allá de la simple captura de carbono. Junto con otros 11 expertos, usó imágenes satelitales de alta resolución y la última investigación revisada por pares para clasificar las regiones que proporcionaron el mejor carbono, agua, vida silvestre y otros beneficios y fueron las menos costosas y peligrosas de reforestar.
En total, identificaron más de 100 millones de hectáreas de bosques húmedos tropicales de tierras bajas perdidas que se extienden por América Central y del Sur, África y el sudeste asiático. Sus descubrimientos aparecieron el 3 de julio en la revista Science Advances.
Los puntos principales de restauración de bosques están en África: Ruanda, Uganda, Burundi, Togo, Sudán del Sur y Madagascar. Chazdon explicó que la reforestación de algunas de las tierras de cultivo marginales y las tierras de pastoreo que se identificaron brindan grandes oportunidades para proteger una diversidad de especies a bajo costo y a bajo riesgo y a la vez brinda una gama de beneficios a la población local con suficiente apoyo financiero.
Diferentes caminos, el mismo objetivo
La restauración de bosques puede tomar muchas formas, desde enriquecer los pastos con árboles hasta cultivar café o cacao bajo un dosel forestal, o agregar áreas de protección de los parques nacionales y áreas protegidas para mejorar el turismo.
"Muchos lugareños quieren que ocurran este tipo de cosas, pero tienen que involucrarse y brindar apoyo, o no funcionará", dice Chazdon.
Los pueblos indígenas y las comunidades locales poseen al menos la mitad de las tierras del mundo, incluida la mayoría de los bosques tropicales. Las tasas de deforestación son mucho más bajas en los bosques donde se reconoce la tenencia de la tierra indígena.
“Hemos servido como protectores de estas tierras por generaciones…. También entendemos cómo restaurarlos en salud ", dice Joan Carling, miembro de la tribu Kankanaey en Filipinas y co-convocante del Grupo Principal de Pueblos Indígenas para el Desarrollo Sustentable.
“Con la seguridad de nuestras tierras y recursos, podemos evitar que se produzcan en nuestros territorios la tala destructiva, la minería, la agroindustria y otros proyectos”, dice Carling a través del correo electrónico.
Esa seguridad está bajo amenaza en muchas regiones, más recientemente en Brasil. Según los informes recientes, la deforestación en la selva amazónica se está acelerando con el nuevo gobierno brasileño. Las imágenes satelitales revelan que el área de bosque que se está despejando equivale a perder una cantidad del tamaño de un campo de fútbol por minuto. En junio, la pérdida de bosques fue un 88 por ciento más alta que hace un año.
Se han realizado varios esfuerzos internacionales para asegurar los bosques existentes y plantar muchos más, incluido el Desafío de Bonn, donde 59 países acordaron restaurar 150 millones de hectáreas de bosque para el 2020 y 350 millones de hectáreas para el 2030.
En virtud de la Declaración de Nueva York sobre los bosques, los países se han comprometido a reducir a la mitad la tasa de deforestación para el 2020, a ponerle fin en el 2030 y a restaurar cientos de millones de hectáreas de tierras degradadas. Y la Campaña Trillonaria está movilizando a los niños y a las escuelas de todo el mundo que ya han plantado 13,6 mil millones de árboles desde el 2007, cuando Felix Finkbeiner, de 9 años, de Alemania, lanzó la idea.
"Si no hacemos cambios fundamentales, las condiciones para la humanidad sólo empeorarán", dijo Chazdon. “La reforestación puede resolver muchos problemas”

Fuente. National Geographic

capture-20180411-072327.png

Comments

Sort byBest